Helado de té verde Matcha

Publicado por Gofio+ el 12 de agosto de 2011 en Asia, Japón, Postres, Sin gluten, Sin trigo |

Esto es lo primerísimo que eché de menos cuando volvimos de Sídney. Allí era un helado relativamente habitual, así que aproveché para tomarlo siempre que pude. Después sólo pude tomarlo dos veces más, el de Häagen-Dazs en San Francisco y el de Mövenpick al volver a casa. Hasta ahora 🙂

Desgraciadamente, este último era de la serie Creation, lo que significa que salen unos pocos y cuando se agotan no los vuelven a hacer… ¡jamás les perdonaré, eso no se hace con el helado de té verde! 😡

Afortunadamente, las buenas gentes de Hibiki-an (mi proveedor favorito de té verde) tienen este helado[1] en su colección de recetas con té verde. He tenido que bajar la cantidad de té para que no fuera yo el único al que le gustaba el helado, así que ahí va la receta aprobada por Zorza 😉

Matcha ice cream

Ingredientes, para alrededor de 1 litro:

  • 500 cc de leche entera
  • 250 cc de nata fuerte (mínimo 35% de grasa)
  • 5 yemas de huevos grandes
  • 150 gramos de azúcar
  • 25 gramos de té verde Matcha (5 gramos por yema)
  • 125 cc de agua hervida, idealmente a 80 ºC[2]

Se puede multiplicar las cantidades por 1.8 para aprovechar al máximo la heladera de la KitchenAid[3]. Cuando decidimos hacernos con una KitchenAid (Artisan KSM150) no tardé ni un picosegundo en tener claro que la heladera venía de serie con el robot 😛

La receta original[1] lleva unos 7,5 g de té por yema, pero como ya he dicho antes es poco fuerte para quien no le chifle el Matcha. El té de la foto lleva 40 g para 9 yemas (4,4 g por yema) y quedó muy bien, un punto de equilibrio que a Zorza le gustó y a mí también 🙂

Elaboración:

  1. Tamizar el Macha con un colador fino. Dos veces. Ármate de paciencia 😉
  2. En una taza grande, tamizar de nuevo el té sobre el agua hervida ayudándolo a disolverse con un batidor de barillas fino. Reservar.
  3. Batir las yemas y el azúcar en otro bol grande.
  4. Mezclar la leche y la nata en una cazo a fuego lento, calentándolas un poco, lo justito para que la mezcla esté ligeramente caliente en lugar de fría.
  5. Incorporar esta mezcla, poco a poco, a las yemas batidas con el azúcar.
  6. Devolver la mezcla al cazo y cocer a fuego medio, removiendo constantemente y sin dejar que hierva, hasta que gane consistencia y se deposite una capa sobre la cuchara (o lo que sea) que uses para removerlo.
  7. Incorporar esta crema, poco a poco, al bol con el Matcha, con ayuda de un batidor de varillas.
  8. Colar la mezcla hacia otro bol grande y dejarla enfriar.
  9. Dejar reposar en la nevera al menos 8 horas.

A partir de aquí, con una heladera es tan fácil como seguir las instrucciones del fabricante, pero me imagino que no todo el mundo tiene heladera en casa. Don’t worry, con una batidora (mejor si es de mano) también se puede. En lugar de meter la crema en la nevera, habría que:

  1. Poner la crema en un recipiente hermético lo más plano posible en el congelador 8 horas.
  2. Cortar el bloque de crema congelada en dados de unos 2 cm.
  3. Triturarlos en la batidora hasta que parezca un batido cremoso.
  4. Devolverlo al congelador unas 3 horas.
  5. Repetir los pasos 10, 11, 12 otras dos veces.
  6. Comprarse una heladera y disfrutar del helado 😛

Este fue el método que usé para hacer mi primer helado de té verde, el verano de 2004, con mi primer libro de cocina japonesa[4]. Algún día la repetiré, con Sencha o Gyokuro, que son tés verdes de verdad. El de la foto lo hice con uno de tantos tés verdes chinos cuyo color de infusión va del amarillo al canelo.

Cena japo

Consejos:

  • Compra un buen Matcha. Desconozco cómo está el patio para comprar té verde japonés en España, pero no me imagino tienda mejor que Hibiki-an. La recomiendo de todo corazón, los gastos de envío son gratuitos a todo el planeta a partir de $36 de compra. Para cocinar, ellos mismos recomiendan el más barato (House Matcha).
  • Para aprovechar las claras de huevo, puedes hacer un helado de leche merengada, ideal sobre todo si hace calor. Si no hace calor, puedes hacer un bizcocho de claras, un queque de naranja con claras o unos suspiros. Para la primera vez, he probado el queque de claras y naranja y nos ha gustado. Probablemente lo repita con algunas modificaciones recomendadas por Zorza 😉

Fuentes:

  1. Matcha Ice Cream (House Matcha), por Hibiki-an.
  2. How to Enjoy Green Tea, por Hibiki-an.
  3. Features & Specs, Ice Cream Maker | Stand Mixer Attachment, por KitchenAid.
  4. Cómo preparar auténtica Cocina japonesa, de J. Garro y Y. Kitazawa.

Etiquetas: , , , , , ,

3 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2009-2017 Zorza & Gofio Todos los derechos reservados.

Desk Mess Customized v2.0.0 theme forked from Desk Mess Mirrored 1.8.3 from BuyNowShop.com.